2017-04-18

3 niveles de la complejidad del entorno: dinámica, generativa y social.

Problemas complejos. 

Por José Luis Pérez Huertas. 

Cartografía Emocional.

analisis-predictivo.jpg
3 niveles de la complejidad del entorno: dinámica, generativa y social

Es obvio decir que un problema es complejo porque su nivel de complejidad es alto. Sin embargo es interesante profundizar en la distinción de la complejidad. Existen tres tipos de complejidad que hacen más difícil la tarea de solucionar un problema: la complejidad dinámica, la complejidad generativa y la complejidad social.


Complejidad dinámica


La complejidad dinámica es baja cuando las causas y los efectos están cercanos en el tiempo y en el espacio. Resolver problemas de complejidad dinámica baja es como arreglar un motor: se revisa pieza a pieza, se hace un diagnóstico de la avería y se repara o se repone la pieza deteriorada gracias al análisis de cada una de las partes que forman el todo.

Sin embargo, cuando la conexión entre causa y efecto no es tan evidente este análisis pieza a pieza no funciona. Necesitamos comprender la situación de forma sistémica y ello requiere que hagamos un análisis profundo del sistema como un todo sin olvidarnos de las relaciones entre sus diferentes partes.

Por ello la mayoría de las situaciones que nos enfrentamos a nivel personal, económico, social, o medioambiental, que tienen esta componente de complejidad, sólo las podemos gestionar desde una forma de pensar más sistémica y menos mecanicista.

Complejidad generativa


La complejidad generativa hace referencia a la capacidad de predecir el comportamiento futuro del sistema. En las sociedades tradicionales esta complejidad es baja, pues el futuro es una continuación del pasado y se comporta de forma relativamente familiar y predecible.

De ahí la importancia que en estas sociedades dan a la experiencia: es un factor muy valioso, pues aquellas soluciones que funcionaban en el pasado tienen la capacidad de resolver los problemas actuales. No obstante, con una complejidad generativa superior es difícil predecir el comportamiento futuro del sistema.

En este entorno la experiencia pierde valor, pues las soluciones ya no se pueden construir desde los modelos que funcionaron el pasado. Los desafíos requieren soluciones nuevas construidas y diseñadas conforme se van desplegando las realidades que estamos gestionando.

Complejidad social


Los entornos de complejidad social baja son aquellos en los que las personas que forman parte del problema tienen el mismo sistema de valores, creencias u objetivos. Cualquier problema puede ser gestionado en base a las soluciones que decida la autoridad del líder, pues todas las personas del sistema están alineadas con sus mismas estructuras de pensamiento.

Sin embargo hay entornos donde la complejidad social es mayor. En ellos las personas implicadas perciben la realidad desde puntos de vista diferentes. Esto hace que una solución construida de forma unilateral desde la autoridad del líder sea una fuente de conflcitos y resentimiento.

En estos entornos es necesario crear mecanismos para que las personas implicadas puedan participar en la creación e implantación de soluciones.

Problemas simples o complejos


Piense en los problemas simples. Pueden ser resueltos desde la autoridad, la experiencia y el análisis pormenorizado. Para ello sólo necesita descomponer la situación en partes y hacer un diagnóstico de la pieza que falla. Para encontrar e implantar una solución puede emplear la autoridad que le confiere su liderazgo o acudir a la experiencia del pasado.

Pero esto no le funcionará cuando gestione problemas complejos. Para ello necesitará una evaluación más sistémica de la situación, de todos los elementos implicados y de la relación que existe entre ellos. Necesitará ser crítico respecto a la voz de la experiencia, sobre todo cuando se trata de situaciones nuevas en las que necesitará diseñar nuevas soluciones porque las soluciones del pasado han dejado de funcionar.

También deberá recurrir a un enfoque más participativo, pues necesitará apoyarse en personas con visiones tan diferentes a la suya que le permitan tener una mejor imagen del entorno que está gestionando.

Recuerde que el enfoque de pensamiento más eficaz para resolver un problema depende de lo complejo que este pueda ser. En este sentido no olvide que los problemas no son positivos ni negativos. Somos nosotros quienes decidimos convertirlos en amenazas u oportunidades.

Buena suerte

Notas

Puede encontrar estas tres distinciones en torno a la complejidad en la excelente obra de Adam Kahane Solving Tough Problems. Está publicada en inglés por BK Publishers.

También puede consultar en este enlace el artículo que publicamos el pasado mes de febrero en torno a la distinción de complejidad.

Posteado por: joseluisp
12 octubre 2011

El autor:

Me llamo José Luis Pérez Huertas – Soy consultor en Desarrollo Directivo – Tengo 42 años – Vivo en Sevilla y en Madrid – Estoy certificado como Coach Ejecutivo – He ocupado varios puestos de dirección en organizaciones de consultoría y formación – Soy licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales – Colaboro con varias escuelas de negocios y empresas de consultoría – He sido Profesor Asociado en la Universidad de Sevilla – Coordino la Antena de Trabajo en Andalucía de la Federación Internacional de Coach – Cartografía Emocional es mi proyecto más personal.
Jose Luis Perez Huertas, Ph.D.
Socio Director en Talent Factory, Director de Programa en EAE BS, Consultor en Desarrollo Directivo, Coach Ejecutivo PCC
EAE Business School
Universidad Camilo José Cela
Madrid y alrededores, España
https://www.linkedin.com/in/joseluisperezhuertas/

Licencia:
No especificada.

---------------------------

Fuente: Cartografía Emocional

Imagen: Análisis del entorno


Del mismo autor:


Artículos relacionados: